Sistemas Constructivos Tradicionales

Sistema Constructivo Tradicional.

En los sistemas constructivos tradicionales los métodos de construcción son principalmente manuales.

Los sistemas constructivos tradicionales siempre han sido de «muros portantes» o «paredes maestras», que además de sostener la cubierta, tenían la función de cerramiento. Éstos se han venido ejecutado con diversos elementos: ladrillos, mampuestos, y de distintos materiales: piedra, ladrillo, etc.

Los ladrillos son piezas de cerámica de unas dimensiones establecidas, para trabarse de forma adecuada en un muro, con distintos aparejos (soga, tizón o panderete) que hacen trabajar al muro como una unidad. Los distintos espesores del muro, dan lugar a distintos tipos de aparejos en una fábrica de ladrillo.

Es el sistema de construcción más difundido y el más antiguo. Basa su éxito en la solidez, la nobleza y la durabilidad (dependiendo del material). Constituido por estructura de paredes portantes (ladrillos, piedra, o bloques etc.); u hormigón. Paredes de mampostería: ladrillos, bloques, piedra, o ladrillo portante, etc. revoques interiores, instalaciones hidrosanitarias, eléctricas y techo de tejas cerámicas, mínimo a dos o más aguas, o losa plana. Es un sistema de “obra humeda”. La producción  se realiza con equipos simples (herramientas de mano) y mano de obra simple.

 

Sistemas Constructivos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sistema de Estructura Reticular de Hormigón.

Los sistemas constructivos tradicionales de muros de carga, son sustituidos por entramados estructurales o sistemas reticulares, fruto de la evolución del hormigón armado y de las estructuras metálicas. Los sistemas constructivos modernos se basan en la separación de funciones. Se separa la estructura, cumpliendo ésta la función de integridad, del cerramiento, cumpliendo la fachada las funciones de habitabilidad y estética.

Los sistemas constructivos reticulares de vigas y pilares, se basan en la separación de la estructura de los elementos de fachada. Al independizarse la estructura, de los elementos de fachada, estas fachadas se han venido aligerando paulatinamente, componiéndose los cerramientos, de capas cada vez más delgadas de distintos materiales, para no perder confort térmico y seguir cumpliendo con la función de aislamiento de las inclemencias del tiempo.